Linfocitos bajos o linfocitopenia

Linfocitos bajos o linfocitopenia. Causas, sintomas y cuidados especiales

Linfocitos bajos o linfocitopenia

Resumen

Se denomina linfocitopenia o linfopenia a la situación medica en el que el recuento de linfocitos en sangre es inferior a lo normal.Cuando el recuento es muy bajos o crónic se puede sospechar de la exixtencia de una posible infección u otra enfermedad más grave y debería ser investigada por su médico de cabecera..

¿Qué son los linfocitos?

Los linfocitos pertenecen a los llamados glóbulos blancos. Son un tipo de célula circulante en sangre que forman parte del sistema inmunitario, de como nuestro cuerpo nos protege contra cualquier agente que intenta dañarlo. Nos defienden atacando a cualquier organismo que consideran puede ser nocivo para nuestro cuerpo.Además tienen un papel funcamental en el desarrollo de varias reacciones inmunitarias y en la creación de inmunudad de recuerdo que nos queda después de la administración de una vacuna o después de pasar una enfermedad.

Circulando por nuestro organismo hay tres tipos de linfocitos, y cada uno tiene una función diferente:

Linfocitos B

Los linfocitos B son los encargados de la fabrocación de anticuerpos y ciertas proteinas que ayudan a señalar o atacar cualquier agente patógeno, ya sean virus, bacterias o toxinas.

Células T

Las células T se encargan de buscar y destruir las células ya infectadas o cancerosas, y se encargan también de comunicarles la situación a los Linfocitos B

Natural Killer o asesinas naturales

Este tipo de celulas contienen ciertas sustancias quimicas que posibilitan que puedan eliminar células infectadas por un virus o cancerosas.

Cuando estás celulas están en baja cantidad cualquier infección virica, bacteriana, de hongos... puede complicarse, debido a que no disponemos de mecanismos de defensa ante estos patógenos

Causas comunes de leucocitos bajos

Cuando aparece un recuento bajo de linfocitos, es importante averiguar cual es la enfermedad que lo produce. En la mayoria de las ocasiones las causas son adquiridas, no heredadas.

El porcentaje de células T es superior al resto, y la linfocitopenia más común es la de células T, pero puede bajar el nivel de cualquiera de los tres tipos.

Trastornos autoinmunes

Este tipo de trastorno ocurre por un fallo en nuestro sistema inmunitario. Por causas desconocidas ataca y destruye a nuestras propias celulas. Ejemplos de enfermedades autoinmunes son:

Lupus

  • Miastenia grave
  • Artritis reumatoide

El uso de ciertos medicamentos suministrados para deprimir el sistema inmune en casos de enfermedades autoinmunes pueden desencadenar la bajada del nivel de linfocitos en sangre.

El cáncer y su tratamiento

Hay ciertos tipos de cáncer que pueden provocar que el nivel de linfocitos se desplome. Merecen especial atencion los llamados cánceres de sangre o linfaticos, como el linfoma de Hodgkin, el sarcoma de Kaposi o la leucemia.

Los tratamientos de quimioterapia y radioterapia contra el cáncer también pueden provocar linfocitopenia

Enfermedades de sangre o medula osea

Determinados tipos de enfermedades asociadas a esta causa pueden causar linfocitopenia, como la anemia aplástica o trastornos linfoproliferativos.

Infecciones (víricas, bacterianas o de hongos)

Estas son la causa más común. Cualquier tipo de infeccion más o menos grave puede hacer que el recuento de linfocitos baje:

  • Hepatitis virica
  • VIH
  • Tuberculosis
  • Malaria
  • Fiebre tifoidea

Sepsis bacteriana

En ocasiones un recuento bajo de linfocitos puede ser la señal de una infección bacteriana aguda, que es la presencia de bacterias en el torrente sanguineo, que puede desencadenar una sepsis (reacción inflamatoria generalizada) En ambos casos la situación es grave y requiere asistencia médica urgente e inmediata.

Causas genéticas

En ocasiones las causas pueden ser heredadas en los genes, como:

  • Síndrome de inmunodeficiencia combinada grave
  • Síndrome de Wiskott-Aldrich
  • Ataxia-telangiectasia
  • Anomalía de DiGeorge

Causas nutricionales

De una manera global, la desnutrición es la causa más comun de linfocitopenia. Cuando el orgnismo no tiene suficientes nutrientes para la producción de linfocitos se desencadena una linfocitopenia.

Es común en determinados trastornos alimentarios, como la anorexia nerviosa

Malabsorción intestinal

Determinadas enfermedades causan daños en la pared intestinal, lo que puede provocar una absorción deficiente de proteinas y demas nutrientes.

  • Celiaquia
  • Enfermedad de Crohn
  • Amiloidosis

 

Deficiencia de zinc

Se ha demostrado que una dieta pobre en zinc puede afectar a la salud inmunitaria, y desencadenar una linfocitopenia de células T y otros problemas inmunes.

Medicamentos

Además de los medicamentos utilizados para tratar el cáncer, hay otros que tambien pueden disminuir la cantidad de linfocitos

  • azatioprina
  • carbamazepina
  • cimetidina
  • corticosteroides
  • dimetilfumarato
  • imidazoles
  • interferones
  • metotrexato
  • opioides
  • cierto tratamiento con bifosfonatos para la osteoporosis

Enfermedad renal

Ciertas enfermedades renales, en especial las crónicas pueden disminuir los linfocitos. Tambien puede ocurrir en casos de lesion aguda en el sistema renal.

Traumatismos y cirugía


Ciertas intervenciones quirurgicas o traumatismos por lesión o emergencias como la insuficiencia cardiaca pueden bajar los linfocitos.

Otras causas

El consumo de alcohol o el estrés de la vida diaria tambien pueden

¿Quién está en riesgo?

Por todas estas cuestiones que hemos ido desarrollando podemos sacar las siguientes conclusiones. Usted estaría en riesgo de padecer linfocitopenia si ha tenido una infeccion reciente, alguna enfermedad que tienda a bajar los linfocitos, si esta tomando algun medicamento cuyo efecto secundario sea linfocitopenia, o si es usted una persona muy mayor o sufre algún tipo de desnutrición.

¿Cuáles son los síntomas?

El tener los linfocitos bajos no tiene sintomas en si, pero si la enfermedad o condicion que lo causa. Estos sintomas podrian ser los asociados a una enfermedad virica o bacteriana, como tos, fiebre, inflamación de los gánglios linfáticos. Tambien podria notar perdida de peso, dolor en las articulaciones o erupciones en la piel

Mediante la realización de un analisis de sangre, a traves del hemograma, podemos ver el nivel de linfocitos.

Su doctor tambien puede solicitar un análisis específico para conocer el recuento de los distintos tipos de linfocitos T, B y NK en el organismo.

Los valores en los que se diagnostica linfocitopenia son los inferiores a 1500 células/microlitro. La población más joven, en concreto los bebés y niños tienen más cantidad, por lo que en estos casos se considera que valores por debajo de 3000 células/microlitro deben ser tenidas en cuenta

Opciones de tratamiento

El tratamiento a seguir depende, lógicamente de la causa que origina el problema. Tambien puede incluir una serie de medidas para evitar cualquier tipo de infeccion mientras su sistema inmunologico está deprimido.

Si es un medicamento el que está causando el recuento bajo de linfocitos, su médico de cabecera puede suspender el tratamiento o buscar un farmaco alternativo.

¿Cuál es el pronóstico?

En ocasiones aparecen recuentos ligeramente bajos de linfocitos sin ninguna razón aparente. Esta situación es común en gente de avanzada edad. Estos casos no son preocupantes.

Estos casos pueden ser debidos a alguna infección vírica reciente, alguna intervención quirúrgica o a algún medicamento. Puede consultar analisis anteriores para comprobar si es un problema reciente o es una condición nueva. En la mayoria de estos casos el problema se resuelve sin más.

Si le diagnostican la enfermedad como linfocitopenia aguda, su doctor le irá haciendo un seguimiento mediante análisis clínicos periodicos. Probablemnte le solicite más pruebas para hallar la causa principal.

Siga todas las recomendaciones que le de su médico y consulte cualquier cosa que no tenga clara. La linfocitopenia puede ser grave e incluso puede llegar a ser mortal.

Prevención y cuidados


Es muy dificil prevenir todas las causas que provocan linfocitos bajos, pero si puedes ayudar a tu sistema inmunologico a estar fuerte y sano, y protegerte contra posibles infecciones.

Sigue una alimentación equilibrada, descanso adecuado y manten una higiene adecuada para evitar infecciones mientras tu sistema inmune se recupera de nuevo.

Su médico puede orientarle sobre que alimentos pueden ayudarle a tal efecto, con abundantes proteinas, minerales y vitaminas necesarias para una recuperación lo más rápida posible.

Mantenga una higiene frecuente de manos con agua y jabón, y use gel hidroalcoholico si está fuera de casa.

Evite las zonas muy concurridas de gente y el contacto con animales. Procure no realizar cualquier actividad que pueda causarle un rasguño o cualquier daño en la piel.

Evite visitas de amigos y familiares si están enfermos.