Melanoma, que es, prevencion, sintomas y tratamiento

Que es un melanoma, como se detectan, sintomas, tratamiento y evolución

Melanoma, que es, prevencion, sintomas y tratamiento

¿Qué es el melanoma?

El melanoma (también llamado melanoma maligno) es un cáncer que suele empezar en la piel, y puede empezar a partir de un lunar o de piel de aspecto normal.

El melanoma se desarrolla a partir de unas células llamadas melanocitos que empiezan a crecer y dividirse más rápidamente de lo normal. Es importante detectar y tratar el melanoma lo antes posible. Es poco probable que los melanomas que sólo están en la capa superior de la piel se extiendan a los vasos sanguíneos o linfáticos, y suelen curarse mediante cirugía.

Hay cuatro tipos principales de melanoma cutáneo:

  • Melanoma de extensión superficial
  • Melanoma nodular
  • Melanoma lentigo maligno
  • Melanoma lentiginoso acral.

El diagnóstico y el tratamiento de los cuatro tipos son similares.

Si el melanoma no se extirpa, las células pueden crecer más profundamente en las capas de la piel. Si las células del melanoma llegan a la sangre o al sistema linfático, pueden desplazarse a otras partes del cuerpo.

Síntomas del melanoma

Aproximadamente la mitad de los melanomas comienzan con un nuevo lunar de aspecto anormal en una piel de aspecto normal. Suele tener el aspecto de una zona oscura o de un lunar nuevo que cambia de manera notable a lo largo de semanas o meses. Otros melanomas se desarrollan a partir de un lunar ya existente.

Puede ser difícil distinguir entre un melanoma y un lunar normal.

Causas del melanoma

El principal factor de riesgo para desarrollar un melanoma es la exposición a la radiación UV. Puede ser a través de la luz solar natural o de la luz artificial utilizada en las camas o lámparas solares.

El aumento de la edad es también uno de los principales factores de riesgo del melanoma. Más de una cuarta parte de los melanomas se diagnostican en personas mayores de 75 años.

Pruebas y diagnóstico del melanoma

Si tiene alguna sospecha, debe empezar por acudir a su médico de cabecera. Su médico de cabecera le examinará el lunar y le preguntará si hay antecedentes familiares de cáncer. Si cree que puede tener un melanoma, le remitirá a un médico especializado en enfermedades de la piel (dermatólogo).

Deberá ser atendido en el hospital en un plazo lo más breve posible.

¿Acaba de ser diagnosticado?

El médico especialista utilizará un dermatoscopio, que parece una pequeña lupa, para observar su lunar. También le examinará el resto de la piel y le preguntará por cualquier otro cambio. El médico puede tomar fotografías de cualquier otro lunar inusual para comprobar los cambios a lo largo del tiempo.

Si tiene síntomas de melanoma, será necesario extirpar el lunar para que el médico especialista pueda averiguar de qué se trata. Esto se llama biopsia de escisión.

Si no está claro que su lunar sea un melanoma, el especialista le pedirá que vuelva en unos meses para comprobar si el lunar ha cambiado.

Por lo general, el especialista también examinará los ganglios linfáticos más cercanos al lunar. Esto es para ver si se ven o se sienten hinchados.

Pruebas para comprobar los ganglios linfáticos

Si le diagnostican un melanoma, su médico puede sugerirle algunas pruebas para comprobar los ganglios linfáticos. No todo el mundo necesita estas pruebas. Su realización depende del tamaño del melanoma y de si los ganglios linfáticos se ven o se sienten hinchados. Estas pruebas incluyen:

  • Una biopsia del ganglio linfático centinela (SLNB)
  • Una biopsia del ganglio linfático centinela es una forma de comprobar los ganglios linfáticos más cercanos al melanoma
  • Ecografía
  • Aspiración con aguja fina (AAF)

Otras pruebas

Si el melanoma se ha extendido a los ganglios linfáticos, es posible que le realicen las siguientes pruebas para comprobar si el melanoma se ha extendido a alguna otra parte del cuerpo:

  • TAC Una tomografía computarizada toma una serie de radiografías, que construyen una imagen tridimensional del interior del cuerpo.
  • Resonancia magnética
  • TEP-TC
  • Pruebas sobre las células del melanoma

Etapas del melanoma

Los resultados de las pruebas ayudan a los médicos a saber más sobre el tamaño y la posición del melanoma y si se ha extendido. Esto se denomina estadificación.

Tratamiento del melanoma

Un equipo de especialistas se reunirá para discutir el mejor tratamiento posible para usted. Se trata de un equipo multidisciplinar (MDT).

Su médico, especialista en cáncer o enfermera le explicará los diferentes tratamientos y sus efectos secundarios. También le hablarán de los aspectos que debe tener en cuenta a la hora de tomar decisiones sobre el tratamiento.

La cirugía es el principal tratamiento del melanoma. La mayoría de las personas a las que se les diagnostica un melanoma se someterán a una intervención quirúrgica tras la extirpación del lunar.

Si se eliminan todas las células del melanoma durante la operación, no necesitará más tratamiento.

Algunas personas pueden someterse a pruebas para comprobar los ganglios linfáticos.

Si las pruebas detectan células de melanoma en los ganglios linfáticos, es posible que se le ofrezca otra operación para extirpar los ganglios linfáticos cercanos.

Puede recibir algunos tratamientos como parte de un ensayo clínico.

Después del tratamiento del melanoma

Seguimiento

Tras la extirpación del melanoma, volverá a ver a su oncólogo para una cita de seguimiento. Después de sufrir un melanoma, tiene un mayor riesgo de padecer otro. Por ello, también le darán consejos para proteger su piel del sol.

Bienestar y recuperación

Incluso si ya tiene un estilo de vida saludable, puede optar por hacer algunos cambios positivos en su estilo de vida después del tratamiento.

Hacer pequeños cambios, como comer bien y mantenerse activo, puede mejorar su salud y bienestar y ayudar a su cuerpo a recuperarse.