3 de las carreras más exigentes desde el punto de vista cognitivo

3 de las carreras más exigentes desde el punto de vista cognitivo

No todas las carreras se crean por igual cuando se trata de la dimensión cognitiva.

El éxito en algunas profesiones requiere alcanzar niveles sobrehumanos de rendimiento mental.

Veamos tres ejemplos que destacan.

1.

Piloto de un avión de combate Volar un avión es extremadamente exigente.

No sólo hay que combinar un alto grado de destreza con una enorme cantidad de procesamiento de información procedente del cuadro de mandos y del entorno sensorial de la aeronave, sino que hay que gestionarlo bajo un elevado estrés físico.

Al mismo tiempo, el piloto tiene que ser muy consciente de todo lo que ocurre a su alrededor.

El hecho de que los pilotos de reactores viajen a velocidades supersónicas aumenta la dificultad.

Esto significa que las situaciones de combate o las condiciones meteorológicas pueden cambiar drásticamente en cuestión de segundos.

En tal caso, el cambio caótico puede poner en peligro la vida, si el piloto no está preparado para manejarlo a nivel mental.

Esto conlleva la necesidad crítica de ser capaz de procesar grandes cargas de información con extrema rapidez, y luego tener la velocidad de decisión para reaccionar físicamente a una situación en escalas de tiempo súper cortas.

Los pilotos de Low-Down Fighter necesitan tener cerebros que con velocidades de procesamiento excepcionales, emparejados con la capacidad de ejecutar decisiones críticas con perfecta precisión bajo fuerzas físicas extremas.

2.

Los deportes de equipo profesionales como la NFL, la NHL, la NBA y la EPL tienen una cosa en común: un montón de acción deportiva compleja.

Para leer el juego en medio de un juego rápido, dinámico y a menudo caótico, estos atletas tienen que tener una magnífica capacidad de conocimiento de la situación.

En particular, tienen que ser capaces de procesar información sobre múltiples jugadores que se mueven alrededor de su campo de visión periférica, o que entran y salen de su vista.

Tienen que percibir toda esta acción mientras se mueven y esquivan.

A veces, esto debe hacerse al mismo tiempo que se realizan complejas predicciones, basadas en las matemáticas, de las trayectorias del balón o del disco, para estar en el lugar correcto en el momento adecuado.

Además, hay que mantener la conciencia y la concentración mental en condiciones de esfuerzo físico, junto con la necesidad de ejecutar habilidades motoras precisas incluso cuando se está fatigado.

También está la presión emocional inherente a los deportes, incluyendo las presiones psicológicas de los jugadores del equipo contrario o de los aficionados.

Por último, los atletas de deportes de equipo dependen de la predicción de las acciones tanto de sus compañeros como de los oponentes.

Esto implica una forma de procesamiento mental compleja llamada percepción biológica del movimiento, en la que se interpretan simultáneamente muchas señales corporales clave para poder predecir las intenciones o las acciones físicas.

Los atletas de deportes de equipo se convierten en las estrellas del rendimiento cognitivo global.

Necesitan una excelente conciencia situacional, capacidad de decisión, habilidad física, atletismo, autocontrol emocional y resistencia a la fatiga.

3.

Piloto de Fórmula 1 Al igual que un piloto de caza, los pilotos de F1 están sometidos a unas exigencias fisiológicas bastante insanas.

Esto incluye efectos excesivos de la fuerza g en las curvas y durante las aceleraciones y desaceleraciones, niveles de calor a veces abrumadores dentro del coche y enormes cantidades de ruido del motor.

Sin embargo, el mayor desafío para los pilotos de F1 es que tienen que ser capaces de soportar estos efectos constantemente, durante hasta dos horas.

Los efectos netos sobre su sistema cardiovascular son similares a los de una maratón de dos horas.

Esto significa que una intensa resistencia mental y física es un requisito indispensable, ya que de lo contrario la fatiga perjudicaría gravemente el rendimiento de la conducción.

En cuanto a la dimensión cognitiva, los pilotos de F1 necesitan aplicar niveles exquisitos de habilidades físicas que dependen de un procesamiento sensorial de alta velocidad.

Esto es especialmente importante cuando están cerca de otros coches, ya que la más mínima decisión errónea o inexactitud de movimiento, podría terminar su carrera al instante.

Por eso también necesitan reacciones rápidas como un relámpago, con la necesidad de pensar rápidamente en sus pies en cualquier encuentro que amenace con una colisión.

Los pilotos de F1 representan el extremo del espectro de rendimiento humano cuando se trata de mantener un nivel excepcionalmente alto de agudeza mental, mientras se encuentran bajo una presión física extrema.

Utilización de NeuroTracker para obtener una ventaja No es casualidad que las personas de cada una de estas carreras estén utilizando NeuroTracker para ayudar a superar los límites de su rendimiento humano, así que para terminar, he aquí algunos ejemplos.

Matt Ryan, quarterback estrella de los Atlanta Falcons Romain Grosjean (puesto 14 en la F1), entrenando con Neurovision Si te ha gustado este blog, consulta también 5 habilidades mentales clave de los deportistas de élite