3 maneras de desterrar la depresión invernal

3 maneras de desterrar la depresión invernal

La temporada de invierno puede ser una época realmente mágica.

El frío nos impulsa a encerrarnos en casa, las fiestas nos animan a pasar tiempo de calidad con nuestros seres queridos y nos permiten darnos un capricho festivo.

Al mismo tiempo, puede provocar sentimientos de estrés, ansiedad y tristeza.

Al igual que los animales, los seres humanos reaccionan al cambio de estación con cambios de humor y comportamiento.

Por ejemplo, con menos luz solar y días más cortos, mucha gente tiende a comer y dormir un poco más en invierno.

Si eres de los que tienen depresión invernal, ¡no temas! Aquí tienes 3 maneras de mejorar tu estado de ánimo y desterrar esa tristeza invernal: 1.

En el mundo laboral moderno de hoy en día, el uso de las neuronas creativas es cada vez más valioso.

Nuevas investigaciones revelan que hacer un trabajo creativo también te hace sentir bien.

La conexión entre las tareas creativas y la felicidad es una idea que no se había demostrado realmente hasta ahora.

Investigadores de Nueva Zelanda y Estados Unidos descubrieron que cuando los individuos realizaban pequeñas tareas creativas, se sentían con un mayor afecto positivo activado y floreciente, los días siguientes a la finalización de esa actividad creativa.

En el estudio, el afecto positivo incluía autodescriptores como: enérgico, entusiasta, excitado (activación alta), feliz, alegre, agradable (activación media), tranquilo, contento, relajado (activación baja).

El florecimiento se describió como "una función óptima acompañada de sentimientos de significado, compromiso y propósito en la vida".

El trabajo creativo no debe parecer una tarea más.

Puede implicar cualquier cosa, desde la escritura creativa, la pintura y el dibujo, la composición o la interpretación de música, la fotografía y la danza, hasta la cocina y la repostería, el tejido o la costura, la jardinería, etc.

2.

Hygge es una tradición danesa que consiste en lograr la intimidad y la felicidad en los momentos cotidianos.

Aunque no tiene una traducción directa, se puede traducir como "acogedor".

Se trata de crear un ambiente cálido que provoque sentimientos de bienestar, felicidad, relajación y disfrute de los placeres sencillos de la vida.

Para practicar el hygge, puedes ponerte un jersey de lana, ver tu serie favorita de Netflix, encender muchas velas, ponerte al día con tus amigos mientras compartes un vino caliente, etc.

Los estudios han demostrado que a medida que la luz del sol disminuye, también lo hacen nuestros niveles de serotonina.

Sin embargo, Dinamarca se encuentra entre los tres países más felices del mundo a pesar de ser un país en el que el sol suele ponerse antes de las 16:00 horas.

Enciende muchas velas y ayuda a iluminar para aprovechar las noches oscuras.

3.

Manténgase activo Durante el invierno, no deje que las bajas temperaturas le impidan mantenerse activo.

Hacer algo de ejercicio que te guste te ayudará a liberar endorfinas.

Si es posible, intente ir a un lugar soleado o planifique una rápida excursión de un día.

Los estudios sugieren que incluso el simple hecho de planificar un viaje puede aportar beneficios para la mente y el cuerpo comparables a los de hacer el viaje.

Aproveche su pista de esquí local, haga raquetas de nieve, corra, monte en bicicleta, construya un muñeco de nieve o haga una excursión por la nieve.

Todas estas actividades son ideales para salir de la mentalidad sedentaria del invierno.

Recuerda que las actividades al aire libre también queman hasta un 50% más de calorías que las que se realizan en interiores.

Ahora ya estás listo para desterrar la tristeza invernal y empezar a mejorar tu estado de ánimo.