5 habilidades mentales clave de los atletas de élite

5 habilidades mentales clave de los atletas de élite

La neurociencia moderna y la ciencia del deporte están cuestionando la idea de que el rendimiento se basa principalmente en la destreza física.

En su lugar, las habilidades entre las orejas están demostrando ser los rasgos que definen a los atletas de superélite.

Echemos un vistazo a 5 de las habilidades mentales clave que conforman a un verdadero atleta profesional.

1.

Conciencia de la situación Ya sea en el ciclismo, en la carrera, en el tenis, en el fútbol o en el baloncesto, la mayoría de los deportes implican escenas dinámicas en las que muchas cosas que suceden alrededor cambian rápidamente.

A menudo es difícil predecir cómo cambian estos elementos.

Estar atento a la jugada mientras sucede implica mantener la atención en muchas cosas en todo el campo de visión, y todo al mismo tiempo.

Se trata de una habilidad cognitiva extremadamente exigente que a la mayoría de las personas les abruma rápidamente.

El resultado es que los atletas aficionados tienden a colapsar su campo de visión, especialmente cuando están bajo presión, o eligen centrarse sólo en una o dos cosas, como el balón o un oponente inmediato.

En el otro extremo de la escala, los atletas de superélite parecen tener un sexto sentido de todo lo que está sucediendo, y en cada momento se desarrolla la acción.

2.

La toma de decisiones Leer la jugada mientras sucede es una cosa, pero lo más importante es elegir qué hacer.

Los deportes de equipo, en particular, implican una miríada de opciones de juego en cualquier momento.

Lo complejo es que éstas se ramifican rápidamente en cientos de jugadas potenciales.

Alemania dominó la última Copa Mundial de la FIFA con espectaculares concatenaciones de pases, convirtiéndose en una máquina de hacer jugadas que derrotó a Brasil por 7 a 1.

Tomar la decisión correcta en el momento adecuado implica predecir el futuro, como dijo Wayne Gretzky: "Un buen jugador de hockey juega donde está el disco.

Un gran jugador de hockey juega donde va a estar el disco".

Esto requiere tener en cuenta el estado actual del juego e imaginar con precisión lo que va a ocurrir a continuación, llevando al límite la memoria de trabajo y las funciones ejecutivas.

Un ejemplo de toma de decisiones suprema es un jugador como Lionel Messi, que puede hacer pases que cambian el juego en un abrir y cerrar de ojos.

3.

Los deportes que implican anticipar el siguiente movimiento del adversario dependen de nuestra capacidad para leer el movimiento humano, una habilidad conocida como percepción biológica del movimiento.

Leer el lenguaje corporal no es tan sencillo como parece, ya que para ser precisos los deportistas deben prestar atención a varias partes clave del cuerpo al mismo tiempo.

En conjunto, estas partes proporcionan señales críticas que, por ejemplo, pueden permitir a un jugador de tenis de alto nivel predecir la dirección del saque incluso antes de que se golpee la pelota de tenis.

La estrella del fútbol Ronaldo ha demostrado lo poderosas que pueden ser estas señales al marcar goles en plena oscuridad, sin siquiera ver el balón.

Como las partes del cuerpo de los atletas suelen estar en movimiento, la lectura de la cinemática corporal depende de la habilidad de seguimiento de múltiples objetos.

Las investigaciones han demostrado que los atletas tienen una gran ventaja sobre los no atletas en su percepción del movimiento biológico, demostrando que estas habilidades mentales son un rasgo definitorio de su rendimiento.

4.

Velocidad de procesamiento Las reacciones rápidas tienen mucho más que ver con el cerebro que con la condición muscular.

Para cada reacción hay que procesar un flujo de información sensorial junto con el cálculo de la mejor acción-respuesta, y luego la ejecución del movimiento.

La mayoría de las reacciones en el deporte no son simples, como esquivar un objeto que se acerca.

En cambio, son reacciones complejas, como bloquear a un adversario con el balón al intentar hacer un pase, y por ello implican interpretaciones hábiles del mejor resultado de la jugada.

Esto significa procesar una tonelada de información sobre la marcha, y a menudo bajo una gran presión psicológica y fatiga física.

Las neuronas se disparan en frecuencias llamadas ondas cerebrales, y para estar listo para responder rápidamente, el cerebro debe estar alerta y disparar a altas frecuencias asociadas a estados de máximo rendimiento.

5.

Neuroplasticidad En un estudio pionero publicado en la página web www.

Nature.

com, cientos de atletas de élite de la NHL, la EPL, el rugby y los deportes de la NCAA fueron sometidos a pruebas para comprobar su capacidad de adaptación al entrenamiento con el NeuroTracker.

Los resultados mostraron que los atletas profesionales de alto nivel tenían cerebros con una capacidad superior de adaptación a nuevos entrenamientos, en comparación con los atletas de menor nivel o los estudiantes universitarios.

Este mayor estado de neuroplasticidad en un atleta significa que es una máquina de aprendizaje más eficiente.

Es probablemente un ingrediente clave para el éxito, ya que mejora la capacidad de respuesta al entrenamiento y las competiciones, y permite a los atletas adaptar sus habilidades mentales para prosperar a lo largo de su carrera.