Acido Urico

El acido urico es el producto de desecho de las purinas. Niveles elevados pueden producir gota o enfermedad renal.

Acido Urico

El ácido úrico es un producto de desecho del organismo. A veces, el ácido úrico puede acumularse en las articulaciones y los tejidos, causando una serie de problemas de salud. Entre ellos se encuentra la gota, una forma de artritis.

En este artículo, enumeramos los niveles típicos de ácido úrico bajos, normales y altos para hombres y mujeres. También explicamos qué problemas de salud se asocian a niveles altos o bajos.

¿Como se forma el ácido úrico?

Las purinas son sustancias químicas que se encuentran de forma natural en el cuerpo y en algunos alimentos. Cuando el cuerpo descompone las purinas, se crea ácido úrico como producto de desecho. Los riñones lo filtran de la sangre y lo eliminan del cuerpo a través de la orina.

Sin embargo, a veces el ácido úrico puede acumularse en la sangre. El término médico para esto es hiperuricemia. Puede ocurrir si el cuerpo produce demasiado ácido úrico o no lo elimina lo suficiente.

Un exceso de ácido úrico en la sangre puede provocar la formación de cristales en las articulaciones y los tejidos, lo que puede causar inflamación y síntomas de gota.

¿Por qué se solicita la prueba?

La prueba de ácido úrico mide la cantidad de ácido úrico en la sangre o en la orina.

Una persona puede necesitar la prueba si tiene síntomas de gota, cálculos renales o está en tratamiento contra el cáncer. La prueba no conlleva ningún riesgo.

Un profesional sanitario puede tomar una pequeña muestra de sangre con una aguja o pedir a la persona que recoja su orina durante un periodo de 24 horas. A continuación, los técnicos de laboratorio analizarán la muestra para determinar los niveles de ácido úrico.

En ocasiones, los médicos también pueden realizar una aspiración articular, en la que utilizan una aguja y una jeringa para extraer una pequeña cantidad de líquido de la articulación inflamada. La presencia de cristales de ácido úrico en el líquido indica que hay gota.

Si el médico necesita más información para diagnosticar problemas de salud relacionados con los niveles de ácido úrico, puede realizar una exploración física y hacer preguntas sobre el historial médico de la persona y sus síntomas actuales.

A veces, una persona tiene niveles altos de ácido úrico pero no presenta síntomas de una enfermedad. Es poco probable que necesite tratamiento a menos que desarrolle síntomas.

 

Valores normales de ácido úrico

Tener algo de ácido úrico en la sangre es normal, pero cuando los niveles de ácido úrico se sitúan por encima o por debajo de un rango saludable, esto puede dar lugar a problemas de salud. Los niveles altos de ácido úrico pueden aumentar el riesgo de gota.

Los niveles bajos de aciduo úrico no son habituales, pero es posible si una persona elimina demasiado ácido úrico de su cuerpo como residuo. Los niveles bajos de ácido úrico no tienen significado clínico, no causan ningún sintoma.

Ácido úrico alto: hiperuricemia

Las causas de los niveles altos de ácido úrico no siempre están claras. Sin embargo, tanto la genética como los factores ambientales, como la dieta y la salud influyen.

Factores de riesgo para sufrir la hiperuricemia:

Los siguentes factores aumentan el riesgo de sufrir hiperuricemia en algún momento de nuestra vida:

  • Síndrome metabólico
  • Beber alcohol
  • Ser varón
  • Presión arterial
  • Diabetes
  • Dieta alta en purinas
  • Uso de diuréticos

Condiciones médicas relacionadas

Algunas condiciones médicas y tratamientos también están asociados con niveles altos de ácido úrico, en particular la gota, el tratamiento del cáncer y la enfermedad renal.

Gota

La gota es una forma de artritis. Los síntomas aparecen y desaparecen, y suelen afectar a una sola articulación.

En las personas que padecen esta enfermedad, el ácido úrico se acumula en las articulaciones y los tejidos, causando dolor e hinchazón. La gota suele afectar a las articulaciones de los dedos de los pies, los tobillos y las rodillas.

Tratamiento del cáncer

Cuando las células mueren, liberan purinas. Éstas liberan ácido úrico en la sangre cuando el organismo las descompone.

Algunos tratamientos contra el cáncer, como la quimioterapia, pueden provocar la muerte de las células del organismo. El análisis del ácido úrico puede formar parte de la atención médica de una persona que tiene cáncer.

Enfermedad renal

Los riñones filtran los residuos de la sangre, incluido el ácido úrico.

Las enfermedades renales dañan los riñones y les impiden funcionar con normalidad. Cuando esto ocurre, los productos de desecho que incluyen el ácido úrico pueden acumularse en la sangre.

Síntomas de ácido úrico alto

Tener niveles altos o bajos de ácido úrico no siempre tiene síntomas. Es posible que los síntomas no aparezcan hasta que la persona haya tenido niveles fuera del rango normal durante un periodo prolongado, lo que puede causar problemas de salud.

Los síntomas de gota son los siguentes:

  • Articulaciones dolorosas o hinchadas
  • Articulaciones que se sienten calientes al tacto
  • Piel brillante y descolorida alrededor de las articulaciones
  • Los síntomas de un cálculo renal, que los niveles altos de ácido úrico también pueden causar, incluyen:
  • Dolor de espalda
  • Dolor en el costado
  • Necesidad de orinar más
  • Orina turbia, con olor inusual
  • Náuseas o vómitos
  • Síntomas de ácido úrico bajo

Tratamiento de los niveles altos de ácido úrico

Ciertos alimentos son ricos en purinas, que crean ácido úrico cuando el cuerpo las descompone. Una dieta demasiado rica en purinas puede provocar la acumulación de ácido úrico en la sangre.

No es posible evitar por completo las purinas, ya que muchos alimentos contienen pequeñas cantidades. Sin embargo, una persona puede seguir una dieta baja en purinas y tomar otras medidas para ayudar a reducir los niveles de purinas.

Alimentos ricos en purinas son:

  • Alcohol
  • Tocino
  • Pavo
  • Ternera
  • Vísceras
  • Marisco
  • Trucha
  • Anchoas
  • Sardinas
  • Arenque

Una persona que tiene gota debe limitar estos alimentos en su dieta.

Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) y los esteroides pueden reducir el dolor y la inflamación, ayudando a tratar los brotes agudos de gota.

Las personas también pueden tomar medidas para prevenir los brotes de gota.

Estas medidas incluyen:

  • Evitar el alcohol
  • Alcanzar o mantener un peso moderado
  • Proteger las articulaciones con ejercicios suaves y de bajo impacto, como caminar, montar en bicicleta y nadar.
  • Una persona que tiene gota debe controlar sus niveles de ácido úrico frecuentemente, idealmente cada 6 meses.

Mantener los niveles de ácido úrico dentro de un rango determinado puede reducir el dolor, el daño articular y las complicaciones de la gota.

El ácido úrico es un producto de desecho que puede dañar las articulaciones y los tejidos si se acumula en exceso en el organismo. Cuando una persona tiene niveles altos de ácido úrico durante un periodo prolongado, puede desarrollar problemas de salud.

Si una persona tiene gota, es importante que mantenga los niveles de ácido úrico dentro de un rango saludable. Esto puede mejorar los síntomas y reducir el riesgo de un brote de gota.

Acido Úrico bajo: hipouricemia

Tener niveles bajos de ácido úrico o hipouricemia es poco frecuente.

La afección médica más frecuente que provoca niveles bajos de ácido úrico es el síndrome de Fanconi, una rara enfermedad renal. En las personas que padecen esta enfermedad, los riñones no pueden absorber ciertos nutrientes en el organismo.

El síndrome de Fanconi puede causar falta de energía, deshidratación y problemas en los huesos. Una persona con esta enfermedad tendrá niveles bajos de ácido úrico porque una cantidad excesiva de esta sustancia sale del cuerpo en la orina.

Cómo bajar el ácido úrico rápidamente de forma natural

Puede reducir los niveles de ácido úrico siguiendo los siguientes consejos:

  • Limite los alimentos ricos en purina
  • Coma alimentos bajos en purina
  • Evite ciertos medicamentos
  • Controle su peso corporal
  • Evite el alcohol y las bebidas azucaradas
  • Café
  • Vitamina C
  • Cerezas

La gota es un tipo de artritis que se desarrolla cuando los niveles de ácido úrico en sangre son anormalmente altos. El ácido úrico forma cristales en las articulaciones, a menudo en los pies y los dedos gordos, lo que provoca una hinchazón grave y dolorosa.

Algunas personas necesitan medicación para tratar la gota, pero la dieta y los cambios en el estilo de vida también pueden ayudar. Disminuir el ácido úrico puede reducir el riesgo de gota e incluso prevenir los brotes posteriores en las personas que ya padecen esta enfermedad.

Sin embargo, el riesgo de gota depende de varios factores, no sólo del estilo de vida, por lo que es importante hablar con un médico sobre las mejores estrategias de prevención de la gota.

En este artículo, conozca ocho formas naturales de reducir los niveles de ácido úrico.

1. Limitar los alimentos ricos en purinas.

Si ha llegado hasta aqui se preguntara: ¿Que es lo que no debo comer si tengo ácido úrico?

Como hemos comentado las purinas son compuestos que se encuentran de forma natural en algunos alimentos. Cuando el cuerpo descompone las purinas, produce ácido úrico. El proceso de metabolización de los alimentos ricos en purinas puede provocar gota al hacer que el cuerpo produzca demasiado ácido úrico.

Algunos alimentos con alto contenido en purinas son por lo demás saludables, por lo que el objetivo debe ser reducir la ingesta de purinas en lugar de evitarlas por completo. Todos estos alimentos producen que suba el ácido úrico:

  • La mayoría de las carnes, incluyendo el jamón y la ternera
  • Pescados como la trucha, el atún, las sardinas, las anchoas, los mejillones y el arenque.
  • Mariscos: ostras,gambas, etc
  • Exceso de alcohol, incluida la cerveza y los licores.
  • Alimentos con alto contenido en grasas, como el beicon, los productos lácteos y la carne roja (incluida la ternera)
  • Vísceras, por ejemplo, el hígado y las mollejas.
  • Los alimentos y bebidas azucarados

Como bajar acido urico rapidamente

2. Cambio alimenticio

Al cambiar los alimentos con un alto contenido de purina por otros con un contenido más bajo, algunas personas pueden reducir de forma constante sus niveles de ácido úrico o, al menos, evitar que sigan aumentando. Algunos alimentos con bajo contenido en purinas son:

  • Productos lácteos con poca o ninguna grasa
  • La mayoría de los frutos secos
  • La mayoría de las frutas y verduras
  • El café
  • El arroz y el pan integrales
  • Las patatas

Los cambios dietéticos por sí solos no eliminarán la gota, pero pueden ayudar a prevenir los brotes. También es importante tener en cuenta que no todas las personas que padecen gota llevan una dieta rica en purinas.

Otros factores, como los factores genéticos, también influyen. Los afroamericanos son más vulnerables a la gota que los blancos. Las mujeres posmenopáusicas y las personas con obesidad también tienen un mayor riesgo.

3. Evite los medicamentos que aumentan los niveles de ácido úrico.

Ciertos medicamentos pueden elevar los niveles de ácido úrico.

Estos medicamentos incluyen:

  • Fármacos diuréticos, como la furosemida y la hidroclorotiazida
  • Fármacos que suprimen el sistema inmunitario, especialmente antes o después de un trasplante
  • Dosis bajas de aspirina
  • Los fármacos que elevan los niveles de ácido úrico pueden ofrecer beneficios esenciales para la salud, por lo que se debe hablar con un médico antes de cambiar cualquier medicamento.

4. Mantener un peso corporal saludable.

Mantener un peso corporal saludable puede reducir el riesgo de sufrir brotes de gota y enfermedades cardíacas.

Alcanzar un peso corporal saludable puede ayudar a reducir el riesgo de brotes de gota. La obesidad aumenta el riesgo de padecer gota, especialmente en las personas de menor edad.

El sobrepeso también aumenta el riesgo de síndrome metabólico. Puede elevar la presión arterial y el colesterol, además de aumentar el riesgo de enfermedades cardíacas. Aunque estos efectos son perjudiciales por sí mismos, el sobrepeso también se asocia a un mayor riesgo de niveles elevados de ácido úrico en sangre, lo que aumenta el riesgo de gota.

La pérdida rápida de peso, especialmente cuando se produce debido al ayuno, puede elevar los niveles de ácido úrico. Por lo tanto, las personas deben centrarse en realizar cambios sostenibles a largo plazo para controlar su peso, como cambiar a un estilo de vida más activa, llevar una dieta equilibrada y elegir alimentos ricos en nutrientes.

5. Evitar el alcohol y las bebidas azucaradas

El consumo excesivo tanto de alcohol como de bebidas azucaradas, como refrescos y zumos azucarados, se correlaciona con un mayor riesgo de desarrollar gota.

El alcohol y las bebidas azucaradas también añaden calorías innecesarias a la dieta, lo que puede provocar un aumento de peso y problemas metabólicos.

6. Bebe café

Algunas investigaciones indican que las personas que beben café con regularidad son menos propensas a desarrollar gota. Por ejemplo, un estudio realizado en 2010 descubrió que el riesgo de gota disminuía a medida que aumentaba el consumo de café.

Las mujeres que consumían de 1 a 3 tazas de café al día tenían una reducción del 22% del riesgo de gota en comparación con las que no bebían café. Las mujeres que consumían más de 4 tazas de café al día tenían un 57% menos de riesgo de padecer esta enfermedad.

Además, hay bastantes estudios que relacionan el consumo de café con un menor riesgo de enfermedad cardiovascular. Las personas que consumen de 3 a 5 tazas de café al día tienen el menor riesgo de enfermedad cardiovascular.

Como las personas con gota tienen un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular, el consumo de café puede ayudar a mejorar su salud en general.

Sin embargo, el café aumenta el riesgo de enfermedad renal crónica y la probabilidad de fracturas óseas en las mujeres, por lo que es importante valorar pros y contras de su consumo.

7. Incremente el consumo de vitamina C

Aumentar el consumo de alimentos ricos en vitamina C o suplementos de la vitamina puede reducir el riesgo de gota. La vitamina C reduce significativamente los niveles de ácido úrico en la sangre.

La reducción de los niveles de ácido úrico podría disminuir el riesgo de ataques de gota. Sin embargo, la investigación no ha demostrado de manera concluyente que la vitamina C trata o previene la gota, sólo que reduce los niveles de ácido úrico.

8. Comer cerezas

El consumo de cerezas puede reducir el riesgo de ataques de gota, sobre todo en personas con antecedentes de la enfermedad.

Las investigaciones preliminares sugieren que las cerezas podrían reducir el riesgo de ataques de gota, sobre todo en personas con antecedentes de la enfermedad.


Entre las personas que también utilizaban alopurinol, un fármaco contra la gota, la combinación del fármaco y las cerezas redujo el riesgo de otro ataque en un 75%.