Hemoglobina glicosilada - HBA1C

La hemoglobina glicosilada se utiliza para el seguimiento de la diabetes, ya que es un indicador de los niveles de glucosa a largo plazo.

Hemoglobina glicosilada - HBA1C

Que es la hemoglobina glicosilada

La prueba de hemoglobina glicosilada es una prueba analítica con la que el personal sanitario evalua mediante un analisis de sangre como han estado los niveles de glucosa en sangre en un periodo de tiempo relatívamente largo.

Cuando hay una sospecha de prediabetes o diabetes melitus tipo2 por una glucemia basal elevada esta prueba puede ayudar a establecer el diagnostico.

Ademas, la medición del nivel de azucar es uno de las herramientas clave para el control de enfermedades relacionadas con la glucemia, como la diabetes melitus. Los aparatos de medición de azúcar instantáneos ofrecen un resultado que solamente proporcionan información del valor actual de azúcar actual en sangre, no podemos evaluar si ha estado bien controlada en un periodo más largo de tiempo.

Para esta comprobación se realiza la prueba de hemoglobina glicosilada (HBA1C) o glicohemoglobina.

Con el resultado de la HbA1c podemos hacernos una idea de como ha estado el azúcar en sangre a lo largo de los últimos dos o tres meses. Con esta información el medico que ayuda a la regulación puede ajustar la medicación para controlar el azúcar en sangre y así bajar el nivel de hemoglobina glicosilada.

¿Por que sube la hemoglobina glicosilada?

Dentro de los glóbulos rojos esta la hemoglobina, encargada del transporte de oxigeno a todas las células. Hay varios tipos de hemoglobina, pero la más común es la A1, prácticamente del 97% de la hemoglobina en un individuo adulto.

Cuando los niveles de glucosa en sangre se sitúan en cifras por encima de lo normal y se mantiene así durante horas, la glucosa tiende a unirse a la hemoglobina formándose la HbA1c (Hemoglobina A1c o hemoglobina glicosilada). Esta unión dura todo la vida del glóbulo rojo, alrededor de 120 días. Es por ello que la prueba se considera útil para evaluar el nivel medio de glucosa en los últimos 3 meses.

Valores normales de hemoglobina glicosilada

La prueba evalúa el porcentaje de glóbulos rojos que se han glicosilado en los últimos dos o tres meses.

En individuos sanos el porcentaje de HB1C no debería ser superior al 4%. A continuación adjuntamos una tabla con la que evaluaremos como han estado los niveles de la glucosa a lo largo de los últimos meses

Tabla hemoglobina glicosilada

Con esta tabla el facultativo puede hacerse una idea aproximada de como ha estaco controlada el azúcar en los últimos meses.

HBA1C

GLUCEMIA

4 %

68 mg/dL

5 %

97 mg/dL

6 %

126 mg/dL

7 %

152 mg/dL

8 %

183 mg/dL

9 %

212 mg/dL

10 %

240 mg/dL

11 %

269 mg/dL

12 %

298 mg/dL

13 %

326 mg/dL

14 %

355 mg/dL

Valores normales de HbA1c

En individuos con un buen control glucémico la glucosa nunca debe estar por encima de 150mg/dL durante mucho tiempo, por lo que el porcentaje de A1C no sería superior al 5%.

En individuos sanos podríamos establecer unos valores normales de 3-4% y hasta 6% para personas diabéticas con un buen control glucémico.

Valores altos de HbA1c

En un mal control de la enfermedad obtendremos valores iguales o por encima de 7%, pero dependiendo del nivel las consecuencias serán más o menos graves.

A partir del 9% el riesgo de sufrir complicaciones asociadas a la hipoglucemia se elevan considerablemente

Valores bajos de HbA1c

Valores bajos de HBA1C pueden indicar anemia hemolítica, perdidas de sangre o enfermedades renales.

Que pasa cuando la hba1c está alta

Las consecuencias de unos valores elevados de hemoglobina A1C son los asociados a una glucemia alta.

La elevación de la HBA1C es un factor de riesgo para sufrir eventos cardiovasculares, incluidos insuficiencia cardíaca. Los vasos sanguíneos van perdiendo elasticidad, aumentando considerablemente el riesgo de sufrir roturas vasculares, daños en el riñón, ojos, accidentes cerebrovasculares, etc.

Como bajar la hemoglobina A1c

La clave para bajar la hemoglobina glicosilada es una combinación de dieta, ejercicio físico y medicación.

La glucosa la obtenemos de la dieta. Es una molécula necesaria para el funcionamiento de todos nuestro organismo, pero es necesario no abusar de alimentos ricos en carbohidratos de absorción rápida que provocan unos picos de glucosa que cuesta controlar en personas diabéticas debido a su resistencia a la insulina (diabetes tipo 2) o por su escasa o nula producción (diabetes tipo 1).

Realizar una actividad física moderada regularmente es beneficioso en muchos aspectos, y sobre todo para mantener a raya los niveles de azúcar en sangre. Cuanto más bajos consigamos mantener estos niveles menos porcentaje de hemoglobina se combinará con glucosa.

La medicación se hace imprescindible para controlar la glucemia. Esta medicación puede suministrarse mediante la inyección de insulina o mediante pastillas hipoglucemiantes.

Si quieres la información sobre la hemoglobina glicosilada de una manera un poco más grafica puedes escuchar este interesante video del Dr Alberto Sanagustin