Transaminasa GOT

La Transaminasa GOT es una enzima localizada principalmente en el higado, y se libera a la sangre si el higado, por alguna razon, esta sufriendo.

Transaminasa GOT

¿Qué es la transaminasa GOT (AST)?

La transaminasa GOT (AST) o aspartato aminotransferasa es una de las denominadas enzimas hepáticas, presente en multitud de tejidos pero principalmente en hígado, corazón y tejido muscular.

Una enzima es una proteína que ayuda a desencadenar y a acelerar reacciones químicas que su cuerpo necesita para funcionar.

Por lo general, siemore hay una pequeña cantidad de GOT en el torrente sanguíneo, pero cuando los niveles sanguíneos se elevan por encima de lo normal pueden ser un signo de un problema de salud, por lo que se hace necesario una investigación más a fondo para ver la causa de la elevación.

Los niveles altos de GOT suelen estar asociados con daño hepático.

¿Por que tengo la AST/GOT alta?

Los niveles de transaminasas aumentan cuando hay daño en los tejidos. Cualquier daño en un tejido supone la ruptura de una parte de las células que lo componen. Si en estas células esta presente la transaminasa GOT esta enzima pasa a la sangre. Esta elevación se puede detectar desde seis horas después de que se produce el daño en el tejido.

El rango normal de AST/GOT es más alto desde el nacimiento hasta los 3 años en comparación con los rangos normales para niños mayores y adultos.

¿Para que sirve la AST/GOT?

Los médicos suelen utilizar la prueba de AST para detectar enfermedades del hígado, como la hepatitis. Por lo general, se mide junto a otra transaminasa, la alanina aminotransferasa (ALT/GPT).

Según últimas investigaciones, es más probable que los resultados anormales de GPT ALT estén relacionados con una lesión hepática que los resultados anormales de GOT/AST. De hecho, si los niveles de GOT son altos y los de GPT son normales, es mucho más probable que el problema se deba a una afección cardíaca o un problema muscular que hepático.

En algunos casos, la proporción de GOT/GPT puede ayudar a su médico a diagnosticar ciertas enfermedades del hígado.

¿Por que se solicita la AST/GOT?

Su médico puede ordenar una prueba de AST si estas experimentando los síntomas de una enfermedad hepática.

Los síntomas de una enfermedad hepática que pueden hacer que su médico ordene la prueba pueden ser:

  • Fatiga
  • Debilidad
  • Perdida de apetito
  • Náusea
  • Vomitos
  • Abdomen inflamado y dolorido
  • Ictericia (piel y ojos amarillos)
  • Orina oscura
  • Picor en la piel
  • Sangrado excesivo

Factores de riesgo de enfermedades hepaticas

Su médico puede ordenar esta prueba si considera que es una persona de riesgo de desarrollar problemas hepáticos.

El hígado juega un papel importante en nuestro cuerpo, incluida la producción de proteínas y la eliminación de toxinas. En caso de que el daño hepatico sea leve puede no mostrar ningún síntoma, pero se puede solicitar para detectar si se sospecha inflamación o lesión en el hígado.

Los factores que aumentan su riesgo de tener problemas hepáticos incluyen:

  • Exposición a virus que causan hepatitis
  • Consumo excesivo de alcohol o drogas
  • Antecedentes familiares de enfermedad hepática
  • Diabetes
  • Sobrepeso

El hígado puede lesionarse y el nivel de GOT puede ser anormal si tiene alguna de estas afecciones:

  • Insuficiencia renal
  • Inflamación del páncreas o pancreatitis
  • Hemocromatosis
  • Ciertas infecciones viricas, como la mononucleosis
  • Enfermedad de la vesícula
  • Golpe de calor
  • Cánceres del sistema sanguíneo, como leucemia y linfoma

 

Control de enfermedad hepatica

En pacientes con una enfermedad hepática conocida la transaminasa GOT puede usarse para comprobar la evolución de la enfermedad, o para comprobar la eficacia del tratamiento. Si se usa para controlar la enfermedad hepática, su médico puede solicitarle que se realice un analisis de transaminasas periódicamente mientras recibe tratamiento. Esto les ayudará a determinar si su tratamiento está funcionando o no.

Su médico puede usar la prueba de AST/GOT para asegurarse de que los medicamentos que está tomando no le estén causando daño hepático. Si los resultados de la prueba AST/GOT sugieren daño hepático, es posible que su médico deba cambiar la medicación o reducir su dosis para ayudar a revertir cualquier inflamación.

Valores normales de GOT

Los resultados de la prueba GOT varían según el laboratorio que realice el análisis y los rangos de normalidad informados.

Los valores normales estan de 5 a 50 mU/ml en hombres y de 5 a 35 mU/ml en mujeres.

Estos rangos de normalidad (los considerados niveles normales en individuos sanos) también difieren según su sexo y edad.

Transaminasa GOT alta

Investigaciones recientes han demostrado que incluso los aumentos leves de AST pueden ser un signo de un problema hepático que requiere más investigación. En general se recomienda que todos los resultados anormales de AST reciban seguimiento.

Posibles afecciones hepáticas basadas en los niveles altos de AST

Hasta 5 veces el rango esperado

Esta elevacion puede deberse a:

  • Hepatitis B
  • Hepatitis C
  • Hepatitis autoinmune
  • Hígado graso alcohólico y no alcohólico
  • Hemocromatosis
  • Enfermedad de Wilson
  • Deficiencia de alfa-1 antitripsina

Resultados de AST entre 5 y 15 veces el rango esperado:

  • Hepatitis viral aguda

Resultados de AST más de 15 veces el rango esperado

  • Intoxicación por paracetamol
  • Isquemia hepática (pérdida del suministro de sangre al hígado)


La interpretación del los análisis la debe hacer su medico, que tendrá en cuenta su historial médico completo y realizará un examen físico para determinar si otras afecciones no relacionadas con el hígado pueden estar causando las anomalías.

Es frecuente que el médico ordene repetir la prueba con una nueva extracción para verificar los resultados, y por lo general, se requieren otras pruebas para hacer un seguimiento de los niveles anormales de AST. Estos pueden incluir más análisis de sangre, escaneres del hígado y biopsias hepáticas.

Otras posibles razones para un aumento del nivel de AST que no están relacionadas con el hígado incluyen:

  • Ataque cardíaco reciente
  • Actividad fisica extenuante
  • Inyección de medicamento intramuscular
  • Quemaduras en la piel
  • Convulsiones
  • Cirugía
  • Enfermedad celíaca
  • Enfermedades musculares
  • Destrucción anormal de glóbulos rojos

Los niveles de AST también pueden elevarse como resultado de la exposición a medicamentos u otras sustancias que son tóxicas para el hígado.

Seguimiento de los niveles de GOT

Dependiendo del motivo de la prueba y sus resultados, su médico puede recomendar pruebas adicionales. Si el resultado de su prueba de AST muestra niveles elevados, su médico puede compararlo con los resultados de otras pruebas hepáticas para ayudar a determinar qué forma de enfermedad hepática está sufriendo. Estos incluyen pruebas de GPT (ALT), niveles de fosfatasa alcalina, albúmina y bilirrubina.

Algunos parametros que evaluan las funciones de coagulación de la sangre también pueden verse alteradas, como el Tiempo de protrombina y PTTa.

Su médico también puede recomendar una ecografía o una tomografía computarizada (TAC) de su hígado para ayudar a identificar la causa de la elevación de los niveles de transaminasas.

Una vez que sepa qué está causando el daño hepático, usted y su médico pueden trabajar juntos para elaborar un plan de tratamiento que satisfaga sus necesidades.

Transaminasa AST/GOT baja

Generalmente niveles bajos suelen ser un buen sintoma, no indican ninguna enfermedad.

Unicamente su medico lo deberia tener en cuenta en el caso de que sea diabetico o que no lleve una alimentación equilibrada.

Los niveles disminuidos de la transaminasa GOT pueden indicar:

  • Beri-Beri o deficit de vitamina B1 (Tiamina)
  • Cetoacidosis diabética, peligrosa afección que afecta a personas diabéticas
  • Embarazo
  • Enfermedades renales