Enfermedades relacionadas con el colesterol alto

Enfermedades relacionadas con el colesterol alto: Enfermedades coronarias, accidentes cerebrovasculares, enfermedad vascular periférica, diabetes, hipertension y disfunción eréctil

Enfermedades relacionadas con el colesterol alto

El colesterol alto está relacionado con un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular. Esto puede incluir enfermedades coronarias, accidentes cerebrovasculares y enfermedades vasculares periféricas. El colesterol alto también se ha relacionado con el riesgo de padecer diabetes tipo 2 y la hipertensión arterial. En todos los casos, la causa subyacente es que el colesterol alto da lugar a placas de grasa que se acumulan en las arterias de todo el cuerpo.

Para prevenir o controlar estas enfermedades, colabore con su médico. También puede tomar algunas medidas sencillas que le ayudarán a reducir el colesterol y el riesgo de padecer estas enfermedades.

Colesterol y enfermedades coronarias

El principal riesgo del colesterol alto es la enfermedad coronaria, que puede provocar la muerte por un ataque al corazón.

Si su nivel de colesterol es demasiado alto, el colesterol puede acumularse en las paredes de las arterias. Con el tiempo, esta acumulación -llamada placa de ateroma- provoca el endurecimiento de las arterias, o aterosclerosis. Las arterias que alimentan el corazón pueden estrecharse en determinadas zonas (estrechamiento focal) y reducir el flujo sanguíneo a parte del músculo cardíaco. Tambien puede ocurrir que las placas de colesterol se desprenden y flotan hacia vasos sanguíneos más pequeños y causan una obstrucción parcial o total. A veces, las células inflamatorias pueden dirigirse a la zona de la placa rota y causar también un estrechamiento allí. La reducción del flujo sanguíneo puede provocar un dolor en el pecho llamado angina de pecho, o un ataque al corazón si un vaso sanguíneo se bloquea por completo.

Colesterol y accidente cerebrovascular

Las placas de colesterol no sólo recubren los vasos sanguíneos dentro y alrededor del corazón, sino que también estrechan ciertas arterias que conducen al cerebro. Si un vaso que lleva sangre al cerebro se bloquea por completo, se puede sufrir un ictus.

Colesterol y enfermedad vascular periférica


Además del corazón y el cerebro, la placa de colesterol puede provocar síntomas en las piernas y otras zonas fuera del corazón y el cerebro (enfermedad vascular periférica). Las piernas y los pies son las más comunes. Puede notar calambres en las pantorrillas al caminar que mejoran con el descanso. Esto es como la angina de pecho, que funciona de la misma manera, pero en las piernas en lugar del corazón.

Colesterol y diabetes

La diabetes puede alterar el equilibrio entre los niveles de HDL, o colesterol "bueno", y LDL o colesterol "malo". Las personas con diabetes tienden a tener partículas de LDL que se adhieren a las arterias y dañan las paredes de los vasos sanguíneos con mayor facilidad.

La glucosa (un tipo de azúcar) se adhiere a las lipoproteínas (un paquete de proteínas de colesterol que permite que éste se desplace por la sangre). Las LDL recubiertas de azúcar permanecen más tiempo en el torrente sanguíneo y pueden contribuir a la formación de placas. Las personas con diabetes, especialmente las de tipo 2, pueden tener niveles bajos de HDL y altos de triglicéridos (otro tipo de grasa en sangre). Ambos factores aumentan el riesgo de padecer enfermedades cardíacas y arteriales.

Colesterol y presión arterial alta

Aunque la presión arterial alta (también llamada hipertensión) parece estar relacionada con los niveles de colesterol, los médicos siguen estudiando exactamente de que manera. El colesterol alto parece desencadenar la inflamación y la liberación de ciertas hormonas que hacen que los vasos sanguíneos se tensen o "constriñan" y, por tanto, aumenten la presión arterial. Los médicos lo llaman "disfunción endotelial", cuando los vasos sanguíneos se comportan así.

La presión arterial alta también está relacionada con las enfermedades del corazón.

Colesterol y disfunción eréctil

La disfunción eréctil se produce cuando un hombre no puede lograr o mantener una erección durante las relaciones sexuales. A largo plazo, el colesterol alto parece desencadenar un estrechamiento de los vasos sanguíneos más pequeños del pene cuando deberían estirarse para permitir más sangre para la erección (de nuevo, disfunción endotelial). Además, cuando se tiene demasiado colesterol LDL, éste puede acumularse en las arterias y unirse a otras sustancias para formar una placa que se endurece y estrecha más los vasos sanguíneos (aterosclerosis). El resultado puede ser un menor flujo sanguíneo tanto al corazón como al pene, lo que puede provocar una disfunción eréctil.

5 pasos para reducir el colesterol y los riesgos de enfermedades relacionadas

Unos sencillos cambios pueden reducir el colesterol y disminuir el riesgo de padecer enfermedades relacionadas con el colesterol alto.

  • Pide consejo a un experto sobre los cambios en el estilo de vida. Tu médico puede ayudarte a elaborar un plan de alimentación saludable y de ejercicio físico.
  • Dale una vuelta a tu dieta. Opta por alimentos como la avena, las nueces, el atún, el salmón, las sardinas y el tofu. Aléjate de los alimentos con alto contenido en grasas trans y saturadas y de los azúcares simples.
  • No fumar. Reduce el colesterol "bueno" (HDL). Si lo dejas, tendrás más. Hay muchos otros beneficios para todo tu cuerpo.
  • Muévete! Incluso cantidades modestas de ejercicio, como media hora al día de caminata rápida, ayudan a controlar el peso. También es bueno para otras cosas que suponen un riesgo de enfermedad cardíaca, como la diabetes y la hipertensión. El ejercicio puede reducir los niveles de triglicéridos y aumentar el colesterol "bueno" (HDL). Ambos son buenos para el corazón.
  • Tome sus medicamentos. Su médico puede recetarle medicamentos para ayudar a reducir su colesterol. Tómelos según las indicaciones. ¿Tiene alguna duda? Pregunte a su médico o farmacéutico.