Hemograma

En el hemograma se estudia la forma y cantidad de las distintas celulas sanguineas, asi como otros valores esenciales para nuestro correcto funcionamiento

Hemograma

¿Qué es un hemograma completo?

La prueba de hemograma completo es uno de los análisis de sangre que se solicitan con más frecuencia. Para comprender esta prueba, es importante saber que la sangre consta de dos partes principales: plasma y células sanguíneas. El plasma es la parte líquida y que permite que la sangre fluya fácilmente. La otra parte de la sangre está formada por células sanguíneas.

¿Cuáles son los componentes del hemograma completo?

El hemograma mide muchos valores importantes relacionados con las células sanguíneas, y generalmente incluye los siguientes componentes:

  • Recuento de glóbulos blancos (recuento de leucocitos o leucocitos)
  • Recuento diferencial de leucocitos
  • Recuento de glóbulos rojos (recuento de glóbulos rojos ,eritrocitos o hematíes)
  • Hematocrito (Htc)
  • Hemoglobina (Hgb)
  • Volumen corpuscular medio (VCM)
  • Hemoglobina corpuscular media (HCM)
  • Concentración media de hemoglobina corpuscular (CHCM)
  • Ancho de distribución de glóbulos rojos (RDW)
  • Recuento de plaquetas
  • Volumen plaquetar medio (VPM)

Los componentes principales de la sangre son los glóbulos, como los glóbulos blancos, los glóbulos rojos y las plaquetas. Los otros componentes representan información adicional sobre estas células, incluido su tamaño, color, función y madurez.

El diferencial de glóbulos blancos se refiere a la cantidad y/o porcentaje de los diferentes tipos de glóbulos blancos que se observan en la sangre. Los diferentes tipos de glóbulos blancos que tienen funciones específicas que se informan de manera rutinaria en un hemograma completo son neutrófilos, linfocitos, basófilos, eosinófilos y monocitos.

Como se analiza el hemograma

La muestra de sangre extraída para un hemograma completo se analiza en un laboratorio de análisis clinico.

El análisis de hemograma completo se realiza de forma rutinaria y fiable mediante máquinas automatizadas en la mayoría de los laboratorios. Se introduce en la máquina una pequeña muestra de sangre extraída de una persona y, en unos minutos, se muestran e imprimen los valores de los componentes del hemograma completo para su revisión.

El método convencional para analizar estos datos, utilizados para el analisis de los componentes sanguineos antes de que se inventaran los autoanalizadores, es realizar una extensión y posterior tinción de una pequeña gota de sangre (frotis) en un portaobjetos de vidrio para la observación al microscopio óptico por parte del analista cualificado.

Este método todavía se usa cuando los resultados de un hemograma necesitan una revisión adicional para confirmar ciertos valores anormales, o un médico quiere ver la forma y color de determinadas células sanguíneas (por ejemplo, si hay características anormales no detectables en un hemograma completo automatizado). A esto se le llama análisis diferencial manual.

¿Cuáles son los valores de los componentes del hemograma completo?


Los valores del recuento sanguíneo completo generalmente se informan en función del número de células en un volumen específico de sangre. Los valores normales del hemograma pueden diferir dependiendo del laboratorio y la máquina utilizada y, por lo tanto, los resultados pueden ser ligeramente diferentes de un laboratorio a otro.

Los valores normales de cualquier parametro en un análisis sanguineo se proporciona e imprime con los resultados del hemograma completo para su interpretacion. Los rangos de referencia que manejan los laboratorios pueden diferir unos de otros.

Valores normales del recuento sanguíneo completo

WBC

Es la cantidad de glóbulos blancos en la sangre y oscila entre 4300 y 10800 células por milímetro cúbico.

RBC (Recuento de glóbulos rojos)

Mide la cantidad de glóbulos rojos en un volumen de sangre y, por lo general, está entre 4.2 a 5.9 millones de células por milímetro cúbico.

Hemoglobina (Hbg)

Mide la cantidad de molécula de hemoglobina en un volumen de sangre y normalmente es de 13,5 a 17,0 gramos por decilitro (g / dL) para hombres y 12,0 a 16,0 g / dL para mujeres

Hematocrito (Hct)

El hematocrito es el porcentaje de la sangre total ocupada por glóbulos rojos y generalmente varía entre 45% a 50% para hombres y 35% -50 % para mujeres.

Volumen corpuscular medio (VCM)

El volumen corpuscular medio (VCM) es la medida del tamaño o volumen promedio de un glóbulo rojo típico en una muestra de sangre y generalmente varía entre 80 a 100 femtolitros (una fracción de una millonésima parte de un litro)

Hemoglobina corpuscular media (HCM)

La hemoglobina corpuscular media (HCM) mide la cantidad de hemoglobina en un glóbulo rojo promedio y generalmente varía entre 27 a 32 picogramos (una pequeña fracción de un gramo)

Concentración media de hemoglobina corpuscular (CHCM)

La hemoglobina corpuscular media (CHCM) mide la cantidad de hemoglobina en un glóbulo rojo promedio y generalmente varía entre el 31% y el 37%
Tamaño y forma del ancho de distribución de glóbulos rojos (RDW)

El ancho de distribución de glóbulos rojos (RDW) mide la variabilidad en el tamaño y la forma de los glóbulos rojos y generalmente varía entre 11 y 15

Recuento de plaquetas

El recuento de plaquetas mide la cantidad de plaquetas en un volumen de sangre y generalmente varía entre 145.000 a 390.000 por milímetro cúbico

Volumen plaquetar medio (VPM)

El volumen plaquetar medio (VPM) mide el tamaño medio de las plaquetas en un volumen de sangre. El rango normal es de 6 a 12 femtolitros (una fracción muy pequeña de un litro)

Principales células sanguíneas

Tipos de células  en el hemograma

Las principales células de la sangre son los glóbulos blancos o leucocitos, los glóbulos rojos o hematíes y las plaquetas. Cada uno de estos tipos de células desempeña funciones específicas e importantes.

La prueba de hemograma completo mide la cantidad de los diferentes tipos de células en la sangre y proporciona una valiosa información sobre otros parámetros relacionados con cada tipo de célula sanguínea.

¿Qué función cumplen las celulas analizadas en el hemograma completo?

Las células analizadas en un hemograma cumplen una serie de funciones muy importantes en el cuerpo.

Serie blanca en el hemograma

Los glóbulos blancos son un componente básico del sistema inmunológico, encargado de la lucha contra las infecciones en el cuerpo. Se fabrican en la médula ósea y se someten a una compleja serie de pasos para lograr la madurez funcional, momento en el que se liberan al torrente sanguíneo para realizar su función.

Un recuento de leucocitos elevado suele indicar algún tipo de infección o inflamación en el cuerpo. Cada una de las células del diferencial de leucocitos también tiene funciones específicas, por lo que es importante el porcentaje y cantidad de cada fraccion al analizar los resultados de un hemograma completo. Por ejemplo, los eosinófilos pueden estar involucrados en reacciones alérgicas.

Los neutrófilos suelen ser más indicativos de una infección bacteriana, mientras que los linfocitos suelen indicar una infección viral.

Serie roja en el hemograma

Los glóbulos rojos son una parte vital del sistema de transporte de oxígeno en el cuerpo. La molécula de hemoglobina es una estructura de proteína compleja que existe dentro de los glóbulos rojos y es el transportador físico de oxígeno de los pulmones a todas las demás partes del cuerpo. La disminución del recuento de glóbulos rojos o del nivel de hemoglobina puede interferir con la capacidad de transporte de oxígeno de los glóbulos rojos. Un diagnóstico de anemia indica un número bajo de glóbulos rojos y/o un nivel bajo de Hgb.

Serie plaquetar en el hemograma

Las plaquetas son una parte importante del sistema de coagulación de la sangre. Las plaquetas no son consideradas células propiamente dichas, sino fragmentos de otras más grandes. Cuando se produce un sangrado las plaquetas se agrupan en el sitio del sangrado (en una acción llamada agregación plaquetaria) para taponar el sangrado. Esto se hace en conjunto con otros componentes del sistema de coagulación que incluye algunas proteínas específicas como la trombina.

¿Por qué solicita el medico un hemograma?

La prueba de hemograma completo es uno de los análisis de sangre que se solicitan con más frecuencia.

Los usos del hemograma completo son amplios. En general, el hemograma completo se puede realizar como parte de un examen de salud de rutina y un examen general realizado por un médico. Se puede solicitar si se sospecha una infección o anemia. También se puede solicitar para evaluar un sangrado anormal.

Como se mencionó anteriormente, una elevación del recuento de glóbulos blancos o una anomalía en el diferencial de glóbulos blancos puede sugerir una infección o inflamación. Un recuento alto o bajo de glóbulos blancos también podría ser un signo de cáncer subyacente, como leucemia o linfoma.

Un recuento bajo de glóbulos rojos o hemoglobina generalmente indica anemia. La anemia, que generalmente se observa como hemoglobina baja o hematocrito bajo en el hemograma completo, es un signo de una enfermedad subyacente y no es una enfermedad en sí misma.

La anemia puede tener muchas causas, que incluyen pérdida de sangre, problemas de la médula ósea, deficiencias nutricionales, problemas estructurales o funcionales de la hemoglobina genética (drepanocitosis o talasemia) o insuficiencia renal. Estas son solo las causas más comunes de anemia y la lista de todas las causas de anemia es muy extensa.

Cuando hay indicios de anemia en un hemograma completo puede sugerir una pérdida de sangre lenta y continua y, por lo tanto, puede usarse para detectar cánceres, como el cáncer de colon.

Si se detecta anemia, generalmente el MCV y el RDW brindan algunas pistas adicionales sobre las posibles causas de la anemia.

Si quieres saber más sobre la anemia y sus tipos puedes consultar este articulo

Anemia y sus tipos

También se puede detectar un recuento bajo de plaquetas (trombocitopenia) en el hemograma completo. Esto puede deberse a problemas de la médula ósea, algunos medicamentos o el consumo excesivo de alcohol, problemas inmunológicos o genéticos, enfermedad hepática avanzada o cánceres como la leucemia.

El VPM puede indicar qué tan rápido se producen las plaquetas en la médula ósea y se liberan al torrente sanguíneo. Un recuento alto de plaquetas también puede sugerir una inflamación o una neoplasia maligna de la sangre, como leucemia y linfoma.