Fosfatasa Alcalina

La Fosfatasa alcalina es una enzima localizada en todos los tejidos, pero sobre todo en husos y vias biliares.

Fosfatasa Alcalina

¿Qué es la fosfatasa alcalina?

Fosfatasa Alcalina (puede aparecer como FA o ALP en los informes de análisis) es una enzima presente en todos los tejidos del cuerpo, pero es más abundante en hígado, huesos y vías biliares.

Nuestro organismo tiene maneras de modificar el comportamiento de ciertas proteínas, mediante la adición de un grupo fosfato con un enlace hidroxilo (-OH). A este proceso se le denomina fosforilación y es llevado a cabo por la creatin quinasa. Cuando se necesita llevar a cabo el proceso contrario es la fosfatasa alcalina la encargada del proceso de desfosforilación, eliminando los grupos fosfato de, principalmente, nucleótidos y proteínas.

También es una enzima necesaria para la calcificación de los huesos y cartílagos, por lo que es normal que sus niveles sean elevados en niños en crecimiento, sin que esta elevación suponga un problema de salud.

Se pide en el contexto de pruebas hepáticas, junto a GPT-ALT, GOT-AST, Gamma-GT (GGT) y bilirrubina total (BT).

Fosfatasa Alcalina ALP alta

Por obstrucción biliar

La fosfatasa alcalina es una determinación muy precisa de obstrucciones de los conductos biliares.

En casos de obstrucción de las vías biliares los niveles de fosfatasa alcalina pueden llegar a multiplicarse por 4 a los dos días de producirse la obstrucción, y permanecen altos hasta una semana después de solucionar el problema. En estos casos también suele elevarse el nivel de bilirrubina total.

Origen hepático

El aumento de la fosfatasa alcalina puede ir acompañada del aumento de otras pruebas especificas del hígado, como las transaminasas GOT y GPT y bilirrubina. Si también está aumentada la Gamma gt las probabilidades de que los niveles de fosfatasa alcalina alta tenga un origen hepático aumentan.

En casos de hepatitis encontraremos la fosfatasa alcalina alta, pero las transaminasas disparadas muy por encima de lo normal.

La fosfatasa alcalina es una prueba que debe interpretarse en conjunto con otras pruebas especificas de daño hepático.

Origen oseo

Los huesos son uno de los tejidos mas abundantes en fosfatasa alcalina, por lo que es normal que niños en crecimiento tengan elevados los niveles de fosfatasa alcalina.

Los niveles se elevan en caso de fracturas, tumores óseos o enfermedad de Paget

Síntomas de fosfatasa alcalina alta

Debido a que en la mayoría de los casos el origen del problema que causa esta elevación esta en hígado o huesos, los síntomas suelen ser debilidad, nauseas, deformaciones o fracturas en huesos, dolor articular, perdida de apetito o ictericia. Todos estos síntomas son los que van asociados al origen de la elevación de fosfatasa más que a un nivel elevado en sangre.

Fosfatasa Alcalina ALP baja

Tener los niveles de ALP en sangre por debajo de lo normal no es habitual y no suele tener demasiado significado clínico, pero en algunos casos puede indicar desnutrición, que podría estar causada por enfermedades que producen una absorción deficiente de nutrientes, como la celiaquia, o por una deficiencia de ciertas vitaminas y minerales.

También puede deberse a hipofosfatasia, una enfermedad hereditaria poco común que afecta al metabolismo oseo por déficit de actividad de la fosfatasa alcalina. Esta provoca una baja mineralización de huesos y dientes.

En casos con deficiencia de zinc también puede llevar asociada una ALP anormalmente baja. Esta deficiencia puede ser hereditaria, por enfermedad en la absorción de zinc o adquirida en personas alcohólicas.

Valores normales de fosfatasa alcalina

Los valores normales están de 45 a 145 UI/L (Unidades internacionales por litro), aunque estos valores cambian dependiendo de la edad y sexo del paciente. Como hemos comentado anteriormente estos valores pueden estar aumentados hasta 3 o 4 veces en niños, debido a la actividad de crecimiento oseo.